miércoles, 28 de marzo de 2012

Autobuses y la divulgación científica

Escucha este texto

Viajando en los autobuses entre Cuernavaca y la Cd. De México, viendo una película, bastante mala, me acordé de un artículo que escribí hace tiempo y que precisamente empecé a escribir viajaba en un Pullman hacia el aeropuerto. En aquella ocasión escuché un documental hecho por la BBC, después de haber visto la película que como la de esta semana fue producida en el extranjero. En ese viaje antes de ver el documental de la BBC vi una producción Pullman de Morelos sobre los diseños de sus autobuses Bicentenario, es decir aquel viaje fue en 2010. En mi opinión el documental realzaba y enfatiza acontecimientos interesantes del pasado de nuestro Estado, así como los diseños mismos de los autobuses. Al verlo me llamó la atención que dijera que el Estado se caracteriza por tener instituciones de educación de todos los niveles; por supuesto que se que en Morelos tenemos todos los niveles, desde educación preescolar hasta posgrados de nivel internacional. Sin embargo, el documental no mencionó que en el Estado se realiza el 10% de la investigación del país. Creo este dato requiere de contexto: en una región con el 1.5% de la población, se participa en el 10% de la generación de nuevo conocimiento del país, considero este hecho es importante y es una ventaja para la región.
Por otro lado, he visto muchos documentales hechos por la UNAM y algunos por la UAEM, o por empresas privadas que pasan en los canales locales de televisión por cable donde relatan, en forma entretenida, los hallazgos de los investigadores morelenses. Es más se que la Uninter y el Tec. de Monterrey tienen buenos laboratorios de producción de medios. Seguramente se me escapan algunas otras instituciones capaces de hacer o tener buenas producciones de medios de divulgación. En estas páginas ya hemos mencionado que: el sector científico de Morelos puede ser uno de los principales motores de generación de empleos y bienestar social.
Fomentar la interacción entre empresarios y académicos a través de la propuesta de promover que las películas que son utilizadas en los autobuses sean videos que relaten aspectos de noticias científicas o de las bondades turísticas o de biodiversidad o de celebraciones que formen parte del patrimonio cultural o cívico de nuestras poblaciones sería algo doblemente productivo. Abundemos en la idea.
Me queda claro que las líneas de autobuses necesitan comprar las películas a un distribuidor y que las instituciones académicas no producen los videos o películas en forma comercial, lo que producen son las ideas y prototipos. Así que, lo que tenemos es una oportunidad de generar una distribuidora de documentales hechos en Morelos por las instituciones académicas de Morelos. Es aquí donde debemos aprender a trabajar en equipo. Se requiere a los académicos para que generen los textos, a los divulgadores para que generen los guiones, a los productores para que plasmen estas ideas en un video, audio, cartel, etc., a los empresarios para financiar una empresa que podría ser rentable, si tanto las líneas de autobuses como las escuelas públicas o privadas empiezan a comprar estos productos de divulgación. Esta actividad podría ser un negocio donde todos ganamos, desde los académicos hasta el público que disfrutaremos de un mejor entretenimiento y más acorde con nuestro entorno.
Por estas razones, planteo la siguientes preguntas a los formadores de emprendedores, a los académicos, a la Secretaría de Turismos, a los candidatos a puestos de elección y al público en general: ¿Cuál es el mercado para los videos en las líneas de autobuses? ¿Cuántas licencias se requieren? ¿Cuál es el valor de ese negocio? ¿Cuáles son las posibilidades de exportar estos productos a Latinoamérica o Iberoamérica? ¿Cuáles son los temas en donde pueden hacer divulgación? ¿Cuáles pueden ser las repercusiones sociales de comunicar esos temas? ¿Qué nuevas ideas tienen los comunicólogos para difundir los conocimientos que se generan en Morelos? ¿Qué puede hacer un comunicólogo con la asesoría de un científico? ¿Los pasajeros locales tendría un mayor conocimiento del entorno en el contexto mundial? ¿Los turistas tendrían información que transmitirían en sus lugares? ¿Qué ventajas tiene este tipo de educación no formal?
Estas líneas apuntan a una propuesta que debe ser analizada desde muchos ángulos y tiene dificultadas, pero también tiene muchas bondades. Considero que implementar este tipo de propuestas puede empezar a cambiar nuestra problemática actual.

1 comentario:

  1. Me parece una propuesta muy buena! Con ello hariamos que nuestros medios masivos de comunicacion fuesen realmente interesantes y verdaderos promotores de la mejor cultura.

    ResponderEliminar

Tu comentario se publicará a la brevedad posible.