miércoles, 24 de octubre de 2012

Insisto: Morelos Solar

Escucha este texto


Hace unas semanas escribí sobre el reciente hallazgo de que la inclusión de plantas de generación de energía eléctrica a lo largo de la red de distribución puede crear un estado de auto-organización. Ante ello recibí varios comentarios que dudaban de lo dicho; sin embargo, me quedó claro que no se leyó el artículo al cual hice referencia y fue desechado por prejuicios. Los comentarios negativos fueron sustentados por artículos que indicaban que en las actuales redes de distribución eléctrica la inclusión de nuevas centrales producían inestabilidades o por la experiencia en el trabajo en las actuales redes de distribución donde encontramos inestabilidades. No dudo de esos artículos o de la experiencia de los comentaristas, lo que me parece temerario es descalificar una aseveración de un estudio científico sin leerlo. Además claramente, establecí que los estudios de simulación de la red realizada en Alemania “sugiere que en las redes de transmisión reales se requerirán mecanismos de control, pero estos serán demandados por las posibles fluctuaciones propias de los sistemas y no por la inclusión de generación distribuida”. Esta frase indica, primeramente que hoy en día las inestabilidades en los sistemas de distribución demandan controles inteligentes y, además, que el estudio fue realizado en redes inteligentes que ya poseen un sistema de control y donde al colocar plantas distribuidas a lo largo de la red se protegerá la infraestructura de la red misma, en lugar de provocar inestabilidades, como podría suceder en las actuales redes (artículo en PRL). En pocas palabras, es necesario instalar sistemas de control en las redes de distribución para convertirlas en redes inteligentes; además, para proteger esta nueva infraestructura se debe fomentar la inclusión de un número mayor de puntos de generación, es decir, promover que cada edificio, cada casa, genere electricidad y se inyecte a la red para provocar auto-organización. Esto no recargará el trabajo del sistema de control, sino que lo ayudará al auto-organizarse y al mismo tiempo protegerá la infraestructura instalada.
Dado que la instalación de estos sistemas de control es ya necesaria en la red de distribución, el costo no es algo adicional. Importante es considerar que los costos ambientales y de emisión de gases de efecto invernadero deben ser incorporados en estos análisis de costos. Un punto adicional, deberá protegerse la nueva infraestructura y qué mejor opción que propiciando la generación limpia y distribuida a través de sistemas fotovoltaicos que se auto-organizarán.
Además, quiero comentar un artículo que salió publicado en la revista Marketing Science del 20 de Septiembre donde se encontró que la energía solar es contagiosa. Esta frase requiere mayor explicación: en un estudio a lo largo de diez años se encontró que en California la probabilidad de instalar sistemas fotovoltaicos en las casas era mayor cuando más vecinos instalaban estos sistemas. Por cada 10% de incremento en el número de sistemas fotovoltaicos instalados en el mismo vecindario la probabilidad de que un nuevo vecino adoptara la idea de instalar módulos solares crecía en un 54%. Entonces debemos empezar a contagiar nuestros vecindarios para esparcir la enfermedad de la energía solar. La aparición de este artículo en una revista de negocios indica que existe oportunidad para empresarios en el nicho de las fuentes renovables de energía.
Para mi es claro que un sistema fotovoltaico instalado en Morelos producirá una cantidad de energía similar a uno instalado en en California, ya que las objeciones técnicas no se sostienen, se requiere un esfuerzo social para implantar el uso de la energía solar. Actualmente, en México el problema es financiero, ya que el tiempo de amortización de la inversión es entre 9 y 10 años; pero seguramente bajarán los precios si existe una demanda mayor y por lo tanto este tiempo disminuirá.
Ya sé que el problema que más sentimos los mexicanos en la actualidad es el agobiante clima de inseguridad, la inmediatez a la que nos orillaron en este sexenio ha provocado que no veamos al futuro, ya que muchas familias no parecen tenerlo. Sin embargo, considero muy importante reiterar que en Morelos, en Cuernavaca, tanto Graco Ramírez como Jorge Morales Barud comentaron en sus campañas el fomento al uso de sistemas fotovoltaicos y que la comunidad relacionada con las fuentes renovables de energía está lista para contribuir en este proyecto que ayudará a construir un futuro sustentable.
En estos artículos he mencionado muchas veces que el gobierno debe tomar su papel de impulsor del uso de las fuentes renovables de energía. Estoy seguro que pronto tendremos noticias, esperemos atentos y listos a estos próximos avisos para actuar en sincronía.

Ésta es una versión ampliada del artículo publicado el día 24 de Octubre

1 comentario:

  1. Deseo compartirles una calculadora Calculadora Calentadores Solares en http://vivienda.ine.gob.mx:8080/calculadora/calculadora.html

    ResponderEliminar

Tu comentario se publicará a la brevedad posible.