miércoles, 29 de febrero de 2012

Queremos discutir propuestas



Escucha este texto



Como ya dijo Bernardo Wolf el día 1 de febrero en la UNIÓN, estamos cansados de spots y queremos oír propuestas de los candidatos a los puestos de gobierno. En esta bitácora ya mencionamos que debemos empezar a discutir ideas y, en particular, hemos insistido en poner en la mesa de discusiones a la llamada propuesta Narro sobre seguridad nacional. Por supuesto, esperamos los comentarios de los candidatos a puestos de elección sobre este tema y dado que no debemos quedarnos sin hacer nada, aunque se decrete una tregua, los ciudadanos debemos seguir proponiendo temas para el análisis.
Hoy quiero llamar la atención sobre el documento de Arturo Menchaca, presidente de la Academia Mexicana de Ciencias, titulado “El único camino hacia el desarrollo de México pasa por el conocimiento” que aborda aspectos de ciencia y tecnología y ofrece “Recomendaciones para el futuro Presidente de México”. En este documento Arturo Menchaca sintetiza sugerencias para los candidatos a la presidencia de México. El documento plantea cuatro propuestas: a) Mejorar la calidad educativa, b) Aumentar los recursos humanos de alto nivel en ciencia y tecnología, c) Mayor prioridad gubernamental para la ciencia y la tecnología y d) Mayor inversión en ciencia y tecnología.
La demanda, no sólo de cobertura, sino de mejora a la calidad educativa se ha convertido en un clamor por parte de la sociedad y en la actualidad es una necesidad apremiante. Debe quedar claro que simplificaciones del problema como la realizada en el documental “De panzazo” no ayudan a resolverlo y estigmatizan a una de las causas. La calidad educativa no sólo depende de la preparación y disposición de los maestros, sino que involucra al menos a la situación de pobreza que vive nuestra gente y a los paupérrimos salarios de los maestros. El llamado salario mínimo constitucional es del orden de 9 mil pesos al mes y la mayoría de la población mexicana gana menos de este monto. Hay que trabajar en resolver el problema multivariado de la calidad educativa, por tanto considero importante que los candidatos a gobernadores manifiesten sus ideas en torno a esta problemática.
Como he mencionado en entregas previas, tanto en México como en Estados Unidos el desempleo entre los más preparados es menor que entre los menos preparados; además dado que actualmente contamos con menos del 25% de las personas que el país requiere con alta capacitación en ciencia y tecnología y que el mercado internacional demanda que los productos mexicanos sean competitivos, tanto las empresas como las instituciones de educación superior deberían contratar personal altamente capacitado en ciencia e ingeniería para abordar con éxito el mercado internacional. ¿cómo piensan los candidatos a gobernador fomentar los empleos de personas altamente capacitadas?
Es claro que los gobiernos anteriores y los actuales no le han dado la prioridad suficiente a la educación, a la ciencia y a la tecnología. En particular en Morelos, el Consejo de Ciencia y Tecnología (CCyTEM) es un organismo descentralizado, pero subordinado con el rango de una dirección general a la Secretaría de Desarrollo Económico, es decir, un organismo de cuarto nivel y totalmente dependiente de un sector del gobierno por lo que en la práctica se relegan muchos otros aspectos, por ejemplo: educativos, de salud y agropecuarios, que son fundamentales para propiciar un desarrollo sustentable. En Morelos el sector científico y tecnológico tiene impacto y competitividad internacional, aunque el sistema de innovación morelense es prácticamente inexistente. Los actuales gobernantes tienden a confundir el sistema de innovación con el sector científico y tecnológico. En nuestro Estado se han planteado diversas opciones para darle prioridad al sector científico y tecnológico, por ejemplo, proporcionar autonomía al CCyTEM o crear una Secretaría de Ciencia y Tecnología, ¿Qué opciones plantean los candidatos a gobernadores a este respecto?
Otro punto lamentable es el raquítico presupuesto para ciencia y tecnología. No debemos considerar que la inversión en el sistema de innovación se contabiliza al sector de ciencia y tecnología, como pretenden algunos secretarios de despacho estatal. El presupuesto federal para ciencia y tecnología es menor al 0.35% del PIB, lo que es lamentable, y el del Estado de Morelos solamente llega a 26 millones de pesos, menos del 0.03% del PIB estatal. Es decir, más de 30 veces menor al recomendado por la OCDE. ¿Cuál será la estrategia de los candidatos a gobernadores para incrementar sustancialmente este presupuesto?
Desde luego, estas preguntas también deben ser contestadas por los candidatos a legisladores locales y federales. Los presidentes municipales también pueden abordar este tipo de estrategias en estos temas. Quisiéramos oír sus propuestas.
Se ha reconocido que la ciencia y la tecnología son los pilares de la innovación tecnológica y que actualmente caminamos hacia la sociedad del conocimiento, aunque lamentablemente, sin estrategias claras para los puntos anteriores, nuestro camino será muy tortuoso.

Este texto se publicó el 29 de febrero en la UNIÓN.

miércoles, 15 de febrero de 2012

Una propuesta para los medios

Escucha este texto


Empieza ya la recta final del proceso electoral de este año. Claramente existe una infinidad de acciones que hacer para aumentar la calidad de vida de todos nosotros y en estos meses seremos bombardeados con mensajes por todos lo medios. Ya Bernardo Wolf anticipó en la columna "Y sin embargo se mueve", de la Unión de Morelos, que no necesitamos anuncios, lo que requerimos es seleccionar las acciones para resolver la problemática que padecemos y reiteró que el debatir es una herramienta para llegar a tomar buenas decisiones.
En este milenio, la sociedad morelense ha visto degradarse paulatinamente su calidad de vida. Si bien a finales del siglo pasado el flagelo de los secuestros causaron movilizaciones y provocaron cambios en las personas encargadas de conducir las políticas públicas, estos actos delictivos disminuyeron significativamente en los dos últimos años del siglo pasado. En cambio en los casi doce años de este milenio la violencia social se ha incrementado y la inseguridad ha permeado a todos los sectores sociales y económicos.
Ante esta situación los científicos ofrecemos cosas que sabemos hacer: cuestionar para conseguir propuestas sólidas y de largo aliento, conocimientos profundos de aspectos especializados, experiencia en otras latitudes y una actitud crítica.
La actitud crítica y cuestionante de los científicos no es bien recibida por algunos políticos acostumbrados a obedecer a sus jefes y ser obedecidos por sus subordinados. En el ámbito científico lo que impera es la discusión abierta con argumentos y, generalmente, con datos que sustentan los argumentos.
En esta época debemos abrir los espacios a la discusión de las ideas y a la conformación de una opinión pública informada. Además debemos generar información y colectar datos para poder contrastar ideas. Con información y espacios de discusión la sociedad y en particular los actores políticos pueden acceder a nuevas e ingeniosas propuestas viables para resolver problemas actuales. La sociedad puede aprender a cuestionar, colaborar y construir planes para resolver estos problemas, es decir pasar de la democracia representativa a la participativa.
En este esquema, el papel de los medios de comunicación es vital. Los periódicos, las revistas, la radio y la televisión locales tienen una gran responsabilidad, ya que son el marco idóneo para que se realicen estas discusiones y se vierta la información necesaria. Para mi es claro que los ciudadanos tenemos ahora nuevas herramientas para compartir información y para discutir y que están disponibles. La Internet, esta red a la que deberíamos tener acceso todos, puede ser una alternativa real para discutir, también me es claro que los medios la usan para compartir información.
Las redes sociales como facebook, o google plus han empezado a servir de foro de discusiones. Utilicemos los medios para discutir con base en conocimiento y generemos soluciones de largo plazo por consenso. Sin embargo todavía no están al alcance de todos.
En el tenor del debate pongo nuevamente a consideración la propuesta de la “Conferencia internacional de sobre seguridad y justicia en democracia” promovida por el Dr. José Narro, rector de la UNAM. De sus propuestas seleccioné una que podemos empezar a discutir con vistas a implementarla:
Dejar de ver a la prisión como la medida más adecuada para la solución del conflicto social generado por los delitos violentos, dimensionándola como un último recurso únicamente para los delitos violentos y sólo con fines de protección social, readaptación y reinserción.
Considero importante que los aspirantes a presidente de la república, pero aun más los candidatos a gobernador, a presidente municipal o a legisladores empiecen a manifestarse en torno a estas propuestas y algunas otras; pero tienen que manifestar sus ideas acerca de cómo implementarlas. Deben ofrecer datos que señalen que sus maneras son factibles y, además, deben establecer los indicadores (medibles) que generen evidencia de que van por el buen camino en la solución de los problemas. Con este marco donde quedan claras las propuestas, los mecanismos para implementarlas, los indicadores de desempeño y con información, las discusiones seguramente serán fructíferas y se podrán generar soluciones de largo plazo.
Este proceder está en nuestras manos, las de todos; los científicos estamos atentos para cuestionar y compartir la información que tenemos, los medios pueden tener la iniciativa: ustedes tienen la tinta y los micrófonos.
Este artículo fue publicado en la Unión de Morelos el día 15 de Febrero