miércoles, 6 de mayo de 2015

Acciones para un uso eficiente de energía

Escucha este texto


Aunque estamos viviendo una situación preocupante en México y nuestro futuro inmediato pudiera parecer incierto, estoy convencido que tenemos que apuntar algunas acciones para el futuro de largo plazo. Tenemos que visualizar que la zozobra que nos aqueja puede resolverse con la participación de nosotros exigiendo un rumbo diferente en las políticas públicas. Estamos en período de elecciones y hay oportunidad de exigir posicionamiento sobre algunos temas de largo plazo.
Hoy quiero comentar que en nuestras manos está la posibilidad de evitar un mayor cambio climático y con ello proveer a las generaciones futuras de condiciones similares a las nuestras tanto en el aspecto ambiental, como en lo económico y social.
La Agencia Internacional de Energía (IEA) propuso hace aproximadamente un año ideas que pueden implantarse fácilmente en nuestra vida cotidiana. Aquí las resumiré, estando seguro que muchas las podremos implementar:
- Dar seguimiento a los gastos en energía, calculemos las facturas de energía y de combustible mensuales para conocer el costo de la energía que utilizamos.
- Involucrar a toda la familia para hablar acerca de cómo reducir el consumo de energía al cocinar, lavar, entretenernos, desplazarnos, etc.
- Hacer compras con conocimiento, cuando compramos nuevos dispositivos informarnos sobre los artículos más eficientes del mercado para tomar decisiones informadas en la compra.
- Exigir que existan incentivos desde el gobierno local para acciones que promuevan eficiencia energética.
- Dialogar con nuestra comunidad difundiendo las noticias sobre cómo ahorrar energía con sus amigos y vecinos
- Luchar para que se establezcan normas en la construcción para las condiciones locales y que los materiales y métodos constructivos de las paredes y techos puedan mantener temperaturas adecuadas y reducir el ruido.
- En la construcción de una nueva casa incluir nuevas medidas de ahorro de energía en el diseño. Para maximizar naturalmente el confort y proporcionar un verdadero ahorro de energía a un bajo costo.
- Al comprar electrodomésticos nuevos, buscar la calificación energética y las etiquetas de endoso de rendimiento (por ejemplo, Energy Star). Al escoger el modelo de más alto rendimiento seguramente se recuperar el costo mediante el ahorro de energía durante la vida útil del dispositivo.
- Buscar mediante el mantenimiento el mejor rendimiento de los electrodomésticos, por ejemplo: Asegurarse de que las puertas del refrigerador tiene un sellado hermético.
- Ahorrar energía mediante un cambio en nuestro comportamiento diario, por ejemplo: Apagar la TV cuando no la veamos, apagar la computadora cuando hayamos terminado de usarla -los "protectores de pantalla" no ahorran electricidad-, desconectar los electrodomésticos que no están en uso.
- Usar para la iluminación lámparas eficientes que pueden consumir hasta un 80% menos de electricidad y duran hasta 10 veces más que las bombillas incandescentes tradicionales. Cuando caduquen, hay que disponerlas adecuadamente - no pueden ir a la basura.
- Acciones sistemáticas de ahorro en la iluminación: Apagar las luces cuando salga de una habitación. Utilizar iluminación local en lugar de iluminación de toda la habitación cuando se requiere sólo una pequeña cantidad de luz. Limpiar regularmente los accesorios de iluminación, reflectores y lámparas - obtendrá más luz de sus lámparas limpias.
- En la compra de un coche, examinar las etiquetas de economía de combustible escoger los modelos más eficientes, el posible costo adicional se reflejará en el uso cotidiano y en una emisión menor de bióxido de carbono.
- Promover que el gobierno implante un programa de promoción de vehículos de alta eficiencia.
- Obtener el máximo provecho de los componentes de su coche: Usar la ventilación natural cuando sea adecuado. Usar escudos reflejantes en los parabrisas para evitar el calentamiento por la luz solar cuando el vehículo está estacionado. Revisar la presión de las llantas. Dar mantenimiento de su coche con regularidad.
- Practicar la conducción ecológica para mejorar el rendimiento de gasolina: Evitar acelerar bruscamente su motor. Mantener una velocidad constante. Incluso si sólo tiene que esperar 30 segundos, es más económico apagar el motor de su coche y luego reiniciarlo que mantenerlo encendido.
- Exigir un transporte público eficiente y de calidad.
- Caminar, andar en bicicleta o tomar el transporte público en lugar de usar el carro, especialmente para trayectos cortos.
- Proponer el el trabajo un plan de gestión de la energía para el edificio y la empresa.
- Establecer premios para acciones que promuevan el ahorro y uso eficiente de energía.
- Exigir a la CFE un programa para ayudar en el ahorro y uso eficiente de energía.
Considero el lector estará de acuerdo en que la mayoría de estas sugerencias son prácticamente aplicables por todos nosotros en nuestra vida cotidiana. Seguro estoy que al seguirlas solamente tendremos beneficios para cada uno de nosotros y con ello disminuiremos nuestra huella ecológica.
Por supuesto, en esta época de elecciones podríamos solicitar a los candidatos comprometerse con los aspectos que les correspondan para estas acciones. Solicitémosles se manifiesten e implementen los aspectos institucionales necesarios para promover un futuro sustentable.

Una versión previa de este artículo fue publicado el día 6 de Mayo en el periódico La Unión de Morelos

4 comentarios:

  1. Considero que esta publicación es un excelente inicio e incluso podría convertirse en un índice para dar a conocer, como tú dices, acciones para un uso eficiente de energía. Sin embargo, me encantaría que en futuras publicaciones se pudiera ahondar más en estos temas, romper mitos, generar números en términos de dinero (creo que eso llega más a los oídos de las personas que hablar de energía porque no están muy familiarizados), desde cómo leer y calcular gastos energéticos a partir del recibo de la CFE hasta a qué temperatura se recomienda poner un aire acondicionado para no gastar tanta electricidad y mantener una temperatura confortable. Ojalá se tuviera la iniciativa de los medios para brindar unos cuantos segundos de su tiempo y dar pequeños consejos de cuidado ambiental hacia la sociedad. Confío en que el deterioro de nuestro planeta se deba más a la ignorancia que a la mala fe de las personas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario. En esta bitácora (blog) he publicado algunas cifras, por ejemplo la semana pasada discutí sobre el costo del kilómetro recorrido con auto impulsado por gasolina o por electricidad. Anteriormente lo he hecho con cuestiones fotovoltaicas. Quizás, aunque suene repetitivo, pueda retomar algunos cálculos y abordar otros contextos.

      Eliminar
  2. Hola Antonio, desde hace un poco más de un par de semanas sigo tu blog. Creo que tocas muy acertadamente temas sensibles en materia Medio Ambiental y enfocados a la energía, temas con los cuales me identifico. Permíteme mencionar que trabajo muy de cerca con el aspecto de la eficiencia, desde el punto de vista de las auditorias energéticas y los sistemas de gestión de energía (ISO 50001 especialmente). Por favor, no confundir con los vendedores disfrazados de "consultores" que generalmente pululan en nuestro país y solo quieren colocar su producto. Hablo de diagnósticos energéticos imparciales. Sé que no da mucha confianza ver mi usuario y darle credibilidad, pero esta es mi cuenta personal que prefiero dejar ajena al trabajo. Escribo por puro hobby. Ya dejando las introducciones, permíteme pasar al tema del cuidado de la energía en nuestro país: hablando de energía eléctrica, a nivel domestico no existe una idea clara del impacto que tenemos con nuestro uso diario. Dicha idea esta deformada por varias cuestiones, entre ellas -como bien señalas- está la falta de interés por educarse en temas energéticos, el alto grado técnico de mucha de la información en comparación con nuestro nivel académico promedio y, principalmente, la gente está acostumbrada a que le pague la "luz" el gobierno (lo dije muy directo, pero así soy). Perdónenme los que estén en desacuerdo, pero si sólo eres responsable del 10-50% del costo de algo que es muy difícil visualizar como para administrarlo, poco te importa en muchos casos cuanto se desperdicie; y si ya llego al punto en que te importa, creo que cuantitativamente, ya se desperdició mucho para cuando un usuario se da cuenta. Si lo anterior pasa a nivel industrial con sumas de cientos de miles de pesos –de lo cual puedo dar validez- cuantimás pasa a nivel domestico. Todo esto provoca que tengamos este deformado panorama energético en el cual los usuarios más preocupados por mantener su consumo eléctrico bajo –o migrar a renovables- sean los que más recursos tienen (Usuarios DAC, a los cuales no los culpo, el precio de la electricidad que pagan es casi igual al de la África subsahariana). De manera general, entiendo y aprecio el sentido de tu post, creo que cuidar la energía es un tema importantísimo, que ya estamos en una zona muy peligrosa en cuanto a poder prevenir las consecuencias y que necesitamos desesperadamente hacer entender al mayor número posible de personas esta situación. Pero esto último es muy difícil cuando, en el imaginario colectivo del mexicano promedio, el principal campo de aplicación de la eficiencia energética (el uso diario en casa) esta distorsionado maliciosamente para manipularlos (por ahí busquen demagogia) y los usuarios no asumen la completa responsabilidad de sus acciones. Acciones que deberían pegarnos donde generalmente nos duele: el bolsillo.

    ResponderEliminar
  3. Lian, coincido en muchos de los puntos que señalas. El problema del subsidio a los hidrocarburos es un tema que no solo evita el desarrollo de la fuentes renovables de energía sino que atenta directamente contra las medidas de mitigación de cambio climático. En este blog he comentado varias veces sobre estos temas, por ejemplo: http://delrioantonio.blogspot.mx/2013/09/apuntes-desde-la-sustentabilidad-para.html . Aquí me he comprometido a comentar algunas de las ideas que comparto con muchas otras personas como tú.

    ResponderEliminar

Tu comentario se publicará a la brevedad posible.