lunes, 10 de agosto de 2015

La graduación de la primera generación de licenciatura en IER-UNAM

Escucha este texto
Hoy en día nos congratulamos de poder celebrar la primera graduación de la Licenciatura en Ingeniería en Energías Renovables (LIER). Hoy, estoy seguro, nos encanta ver que las jóvenes personas recién desempacadas del bachillerato hace cuatro años ahora inician su camino como profesionales de las energías renovables. Estoy seguro que estos jóvenes están satisfechos de haber alcanzado un sueño. Hoy también celebramos que otro grupo selecto de jóvenes profesionales culminaron sus estudios de posgrado, Tenemos entre nosotros nuevos profesionales de energías renovables, maestros y doctores en Ingeniería, Ciencia de materiales y Física.
Este día debemos reconocer la confianza, el amor, la fuerza que sus padres y en algunos casos sus parejas les dieron para forjar el temple para este largo recorrido -que no termina hoy- pero que hoy da muestras del compromiso y del esfuerzo que durante estos años han tenido que sostener.
Disfruten hoy el paisaje del camino recorrido. La vida misma es un andar, pero el andar por la Universidad es un privilegio especial.
Este es un día especial y lo especial lo hace esta temporalidad, hoy tenemos ya graduados de la primera generación de la LIER. Ustedes alumnos de la LIER han cambiado la vida de esta entidad académica, de este ahora Instituto. Los estudiantes de posgrado que ahora se gradúan también interaccionaron con ustedes y también fueron moldeados mediante estas interacciones cotidianas. Nosotros los académicos tuvimos que recordar (o aprender) cómo impartir cursos a estudiantes de licenciatura y con ello nos reanimamos y hasta rejuvenecimos. Encontramos mediante las ayudantías para ustedes la enseñanza a los estudiantes de posgrado del quehacer docente, aspecto que habíamos descuidado.


De estas interacciones todos hemos aprendido y construido una comunidad más sólida, tolerante y con nuevos bríos que solamente la juventud, como la de ustedes transmite, fomenta e inyecta.
Hoy es posible que ya aparezca la nostalgia para todos. Algunos de ustedes seguramente se despiden de nuestra entorno, pero sépanse siempre bienvenidos para intercambiar experiencias y recordar anécdotas enojosas, jocosas o ilustrativas, todas ellas conforman nuestras experiencias compartidas.
Pues sí, todos o casi todos los que estamos aquí fuimos partícipes en el día a día de eso que vivieron ustedes, de una u otra manera los acompañamos y también disfrutamos, a veces nos preocupamos, otras nos enojamos; porque facilitas las cosas no fueron; todas nuestras vivencias fueron cargadas de emociones, eso es parte de las delicias del proceso enseñanza aprendizaje. Sin embargo, todos hemos triunfado y ahora somas más tolerantes y tenemos más anhelos y todos: maestros, personal administrativo y sobre todo ustedes estudiantes han transitado por una comunidad que trata de imbuirles con el espíritu universitario. Este compromiso universitario se acentúo con la incorporación de la LIER y nos condujo a construir nuevas actividades aumentó el esfuerzo que la comunidad tuvo que realizar. Por supuesto, entonces las satisfacciones se incrementaron.

Con esta graduación estamos iniciando una actividad: la celebración de la graduación de nuestros estudiantes. En 1986 se graduó la primera estudiante de licenciatura que realizó su tesis en Temixco. En aquel entonces esta entidad solamente era el Laboratorio de Energía Solar, después hubo un primer maestro y un primer doctor. También hubo un primer maestro en Energía Solar. Desde mi punto de vista, debimos haber celebrado a todas y cada una de las generaciones de nuestros estudiantes y espero a partir de hoy lo hagamos cada año. Con esta celebración estamos creando una tradición de honrar a los nuestros. Aquí debo reconocer el trabajo de Magali Nieto, a quien toda la comunidad le ha encomendado cuidar nuestro ambiente, ella me insistió en concretar esta ceremonia y ahora aquí estamos.
Todos ustedes nos han escuchado a varios académicos, si no es que a todos, hablar de que debemos apuntar hacia un desarrollo sustentable. Es más estoy seguro que ustedes mismos escogieron esta carrera, esta maestría o este doctorado con la esperanza de contribuir hacia la sustentabilidad para nuestra sociedad.
Desde mi punto de vista, ese es el verdadero reto que todos enfrentamos. Recordemos que la sustentabilidad no es algo simple, es más no es algo sencillo de explicar. Lo que si sabemos es que es una forma de vivir tanto para las personas, como para las familias, las comunidades, las empresas las naciones, e incluso para las civilizaciones en su conjunto. Si no logramos transitar a ella el destino de nuestra especie está en peligro.
La formación universitaria, en este mundo occidental, tiene ya casi un milenio y en Temixco tenemos 30 años, estamos en los comienzos. La ventaja que tenemos es que en esas universidades también están descubriendo, como nosotros, que estamos en un punto donde el uso de las energías renovables es apremiante para que podamos conseguir el bienestar social.
Considero que si bien la curricula o proyectos donde participan tienen un amplio y detallado contenido técnico también nuestra intención es inspirarlos para que en su trabajo profesional promuevan una visión hacia la sustentabilidad, y, más que un bienestar individual, la construcción del bienestar social. A pesar que la sustentabilidad involucra cuatro ámbitos, la localidad y la temporalidad, requiere que abordemos sistemas que presentan resiliencia con un profundo conocimiento de las interacciones entre muchos entes, es decir es un verdadero sistema complejo. Para abordar este tipo de sistemas podemos seguir las reflexiones de Donella Meadows en su libro “Thinking in Systems” donde señala las trampas en las que solemos caer al vernos inmersos en la problemática de los sistemas complejos: a) Política de resistencia al cambio, b) La tragedia de los comunes, c) Deriva al desempeño pobre, d)Espiral al agotamiento, e) Éxito al exitoso, f) Traslado del costo al interventor, g) Distorsión de las reglas, h) Búsqueda del objetivo erróneo. Considero, tanto en la licenciatura como en el posgrado, les hemos dado herramientas para que contribuyan a construir sendas que nos ayuden a transitar hacia el bienestar social desde una perspectiva sistémica y podamos resolver estas trampas. Recuerden promover los beneficios comunes, la educación e información, la tolerancia, la búsqueda de la calidad, el optimismo, el aprender haciendo, la perspectiva de trabajo colectivo y del largo plazo.


Hoy estamos de fiesta y felicidades queridos estudiantes graduados, a ustedes y a su Familia. En el camino nos veremos para construir juntos nuestras metas.

Este texto fue leído en la Ceremonia de graduación de la primera generación de la LIER y de estudiantes de posgrado del IER-UNAM el 10 de agosto de 2015.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu comentario se publicará a la brevedad posible.