miércoles, 25 de noviembre de 2015

Festejar el logro de otros es compartirlo.

Escucha este texto

Hace una semanas fue el concierto “la UNAM por México” donde el tenor Fernando de la Mora, la Orquesta Juvenil Universitaria Eduardo Mata y el Coro Universitario de la Autonomía ofrecieron un sensacional repertorio como: Caminante del Mayab de Guty Cárdenas, Dios nunca muere de M. Alcalá, La Malagueña de E. Ramírez, Vereda tropical de G. Curiel y Bonita de J. Gabriel y otras muchas melodías. Este concierto programó fundamentalmente música mexicana del siglo pasado, de la que se se asocia con el mariachi y los boleros de otras épocas. Mi asistencia me permitió ver la revaloración de lo local antiguo por los jóvenes, ya que la mayoría de las melodías se compusieron en el siglo pasado y no es música “de jóvenes”. Quiero comentar que este concierto fue fundamentalmente interpretado por jóvenes universitarios con destreza y alegría. Estos jóvenes son parte de aquellos que trabajan día a día por prepararse para lidiar con los problemas que nosotros les estamos dejando y muchos los hemos causado. Estoy de acuerdo en que la mayoría de esas melodías las escuchamos en nuestra niñez y por ello puede tocarnos fibras sensibles; pero en esta ocasión hubo arreglos muy interesantes y la brillante interpretación de estos jóvenes hizo vibrar de una forma sin igual a los asistentes. Basta mencionar que hasta Fernando de la Mora dijo que era el concierto más emotivo en el que había participado. Además en esta puesta escénica hubo bailadores regionales y proyección de fotografías de los antiguos interpretes; en resumen, un verdadero deleite para los oídos que tocó lo más profundo de nuestras emociones.


Traigo a colación esta puesta en escena ya que, desde mi perspectiva, tenemos en estos momentos muchísimos jóvenes que están luchando desde sus diferentes trincheras por conseguir resolver problemas actuales y con ello destacar con sus acciones y recibir la aprobación social. Así, una de las pocas acciones que debemos propiciar, nosotros los adultos, es conseguir, otorgar y promover el reconocimiento de sus esfuerzos. Los logros de estos jóvenes que participan en los deportes, en el arte, en las ciencias e ingenierías, en fin en todos los ámbitos de las actividades humanas deben ser reconocidos para que con ello puedan redoblar sus esfuerzos y perciban que existe un regocijo social por su compromiso con nosotros, los otros, los que conformamos su comunidad y la sociedad. Los sentimientos profundos que provocan los triunfos y su correspondiente reconocimiento de los nuestros o de los otros son emociones que se sienten, promueven y cultivan en la niñez y la adolescencia y perduran en la vida adulta. Estas acciones de reconocimiento nos permiten compartir y festejar los logros de aquellos que se esfuerzan disminuyendo los sentimientos egoístas. El reconocimiento es importante para todas las edades y de todas las comunidades, nos hace sentir partícipes de los logros, disminuye la envidia y esta acción fomenta el sentimiento de compartir siendo un factor de cohesión social.
La verdad es que, en el concierto, los rostros de los jóvenes tanto de la orquesta como del coro se veían radiantes y satisfechos por el torrente de aplausos del público asistente. Fue un concierto que disfruté muchísimo.
Similares sentimiento despiertan en mi los concursos o congresos científicos donde participan jóvenes. En ellos, las emociones de los participantes afloran. Ver las caras de personas en formación al explicar sus hallazgos o enfrentarse a una pregunta inesperada y que reconocen debieron haberse hecho antes son situaciones que se disfrutan y alimentan las esperanzas de nuestra sociedad conseguirá un futuro con bienestar social.
Muchas veces lo he mencionado, hay múltiples, diversos y cotidianos ejemplos de jóvenes trabajando mostrando sus logros, la labor inequívoca de todos nosotros, la sociedad, es reconocerlos y festejarlos. No importa de dónde sean o de que comunidad, son éxitos de jóvenes que conocerán que los adultos y otros jóvenes los festejan.

Este artículo fue publicado el día 25 de Noviembre en el periódico la Unión de Morelos

1 comentario:

Tu comentario se publicará a la brevedad posible.