miércoles, 14 de enero de 2015

Indicadores para medir acciones de gobierno

Escucha este texto

En estas líneas he repetido varias veces que es necesario tener indicadores para dar seguimiento a las acciones que emprendemos. En particular he invitado a definir y utilizar indicadores para monitorear los caminos hacia la sustentabilidad. He comentado que en México el INEGI es el principal proveedor de indicadores y que con ellos podemos analizar hacia donde vamos. Otros colegas también han enfatizado la importancia de contar con indicadores de la gobernanza para dar seguimiento a las políticas públicas. El día de hoy quiero comentar el reciente convenio que celebraron el gobierno del Estado de Morelos y la OCDE para “medir el bienestar en Morelos”. Coincido en lo importante de contar con indicadores y que su medición por organismos internacionales, con experiencia, también da confianza. En la presentación encontramos al Ricardo Torres Carreto del INEGI Morelos, un experto en los datos y las estadísticas de nuestro estado. El convenio se enfoca en aspectos del bienestar de los morelenses. Aunque manifiesto que no soy partidario del uso indiscriminado de los indicadores para jerarquizar, es decir, para, en este caso, comparar a Morelos con otros estados, en esta ocasión usaré las comparaciones que se compartieron en la presentación del convenio. Durante esta presentación se dieron algunos adelantos. Por ejemplo en el ámbito de la salud en Morelos se ubica en el lugar 5 de 32 con una tasa de mortalidad: 9.8 muertes por cada 1,000 habitantes y con una esperanza de vida de 74.8 años. Ante esta cifras y otros indicadores la OCDE recomienda implantar acciones para reducir la incidencia de la diabetes y obesidad, y otras enfermedades crónico degenerativas. En el ámbito del empleo, Morelos se ubica en el lugar 8 de 32 en México con una tasa de empleo de 64.4% y tasa de desempleo: 3.5% la recomendación en este caso es reducir el empleo informal y aumentar participación laboral femenina. Quiero reflexionar el lugar 8 de 32 puede ser visto como adecuado, pero al saber que la tasa de empleo es de menos del 65% nos dice que 35% no tienen empleo, las comparaciones pueden disminuir la magnitud de los problemas. En cuanto a educación Morelos se ubica en el lugar 14 de 32 con una población económicamente activa con al menos educación media superior de 40.7%. y la recomendación es lograr la cobertura en educación media superior y mejorar la calidad educativa. En cuanto al compromiso cívico Morelos se ubica en el lugar 10 de 32 con una participación electoral de49.4% . La recomendación en este tópico es aumentar transparencia, rendición de cuentas y cercanía con los ciudadanos para fortalecer la gobernanza democrática y comunicar resultados de indicadores de bienestar y hacer consultas periódicas con la sociedad sobre la materia. Referente a vivienda Morelos se ubica en el lugar 13 de 32 con número de cuartos por persona de 1, la recomendación es controlar el crecimiento urbano , diversificar opciones de vivienda y mejorar la movilidad urbana. Acceso a servicios Morelos se ubica en el lugar 14 de 32 en México con el acceso a banda ancha en los hogares de 28.2% , la recomendación es mejorar acceso a transporte público y conexión a servicios como: escuelas y centros de salud y mejorar acceso a servicios básicos en la vivienda (agua, drenaje, recolección de basura, Internet). En el aspecto de la seguridad Morelos se ubica en el lugar 26 de 32 con una tasa de homicidios de 30.3 homicidios por cada 100 000 habitantes , la recomendación es mejorar la seguridad pública , mejorar la percepción de seguridad y la confianza en las autoridades y aumentar oportunidades de empleo. Esta última para mí es vital. En el ámbito del empleo Morelos se ubica en el lugar 17 de 32 con un ingreso disponible en los hogares per cápita de 6 160 USD al año , la recomendación son de atraer mayor Inversión Extranjera Directa en sectores de alta productividad y reducir la desigualdad del ingreso. Para lo primero es necesario incrementar la cobertura en educación superior, no solamente la educación media. En lo referente a medio ambiente Morelos se ubica en el lugar 32 de 32 con una contaminación del aire de 26.2 pg/m3 , la recomendaciones son mejorar la conservación del paisaje y ecosistema natural , mejorar la calidad del aire y su adecuado monitoreo y mejorar la calidad del agua y la disposición de residuos. Este indicador es realmente preocupante.
Ante estas recomendaciones el gobierno morelense propone 17 acciones prioritarias algunas como la beca salario son emblemáticas y que comparto totalmente. La beca salario es una acción de largo aliento que redundará en un bienestar para todos. Sin embargo me preocupó una de las acciones propuestas: Para mejorar la calidad de medio ambiente se menciona el programa Hoy no circula en las zonas metropolitanas morelenses. En mi opinión, este proyecto prioritario requeriría una mayor discusión y análisis. Para mí es una acción con muy bajo costo para el gobierno, pero un altísimo costo para la sociedad. En cambio la propuesta que mencionó, ese día el gobernador Graco Ramírez, de adecuar el sistema de transporte público será precisamente de largo aliento y responde a otra de las recomendaciones de la OCDE: mayor acceso al transporte público. Otra opción es crear una infraestructura para la movilidad sin motor: ciclovías a lo largo del Estado de Morelos. Esto daría opciones para mejorar la salud y de atraer turismo de esparcimiento que generaría recursos para la población
Claramente la beca salario es una apuesta que requiere de una alta inversión, pero el resultado es para un amplio sector de la población, lo mismo sucede al adecuar el sistema de transporte en las metrópolis morelenses; en lugar de proponer soluciones de bajo costo sin generar bienestar social como el Hoy no circula.
El contar con indicadores de bienestar es una excelente decisión para iniciar la buena costumbre de monitorear las acciones implantadas por los tomadores de decisión.

Una versión resumida de este artículo fue publicado el día 14 de Enero

miércoles, 7 de enero de 2015

El México hasta ayer

Escucha este texto


Esta semana comienza el año 2015 y en nuestro país enfrentamos una severa crisis económica, social, ambiental e institucional, es tiempo de reflexión. Aunque algunos indicadores globales sugieren una economía estable, parte de la estabilidad reside en un exiguo crecimiento económico cuya desigual distribución cada día se incrementa y lacera. La corrupción galopante en todos los niveles sociales y en muchos aspectos de la vida cotidiana son otra muestra de esta crisis social. La explotación a mansalva de los recursos naturales así como la desforestación y las explotaciones de minerales que arrojan residuos peligrosos sin control o confinamiento asegurado, también son parte de la problemática. Estos tres aspectos nos condicionan severamente el llamado desarrollo sustentable. Todavía más grave es la crisis institucional del sistema nuestro político que conduce a una profunda desconfianza de todos hacia los diferentes niveles de gobierno. Aquí debo comentar que si bien el ámbito institucional ha sido mencionado, existe un forma diferente para designar a este ámbito como el ámbito del “buen gobierno”. Quizá podamos entenderlo mejor de esta manera.
Estas breves líneas solamente contienen lo que todos mencionamos en las charlas cotidianas. Entendemos por desarrollo sustentable aquel que contempla y resuelve los conflictos entre los ámbitos económicos, sociales, ambientales e institucionales; por estas razones en nuestro país, nos encontramos ante uno reto mayúsculo. Todos los ámbitos del paradigma de la sustentabilidad están en situaciones lo menos favorables para alcanzar este paradigma.
En estas líneas muchos científicos hemos opinado sobre estos temas e indicado la problemática que observamos y proponiendo algunas soluciones. Ya en estos textos se han mencionado lo ilustrativo de los libros de Jared Diamond al abordar este tipo de problemáticas desde una perspectiva histórica moderna donde contempla no solamente los aspectos históricos, sino que incluye en la discusión tópicos biológicos, genéticos y, en general, ambientales. Muy recomendables son sus libros “Armas, gérmenes y acero” y “Colapso”. El día de hoy sugiero leer su último libro: “El mundo hasta ayer”. En este nuevo texto, Diamond, aborda diferentes problemas actuales y analiza las formas en las que se se han resuelto tanto a lo largo de la historia como en las sociedades actuales. Sin embargo, uno de los aspectos más interesantes de su enfoque radica en que describe diversas formas de solución en sociedades actuales pero “tradicionales”. Aquí debemos hacer una pausa y ampliar el concepto que Diamond señala con la palabra “tradicional”. Primero no se refiere a sociedades conservadoras, ni retrógradas; sino a comunidades que han mantenido ese estilo de vida por varias centenas de años. Ejemplos de estas sociedades son los !Kung del desierto africano del Kalahari, los Dani de Nueva Guinea, los Iñupiat de Alaska, los Pigmeos en África o los Yanomani de Sudamérica, aunque comenta otras más. Con la descripción de las formas de resolver conflictos en estas sociedades tradicionales que han perdurado por siglos, y en algunos casos por milenios, pretende ilustrar que hay soluciones diversas a la misma problemática y que múltiples reflexiones son necesarias para poder encontrar realmente soluciones acordes con el entorno específico. En particular, la pregunta fundamental del libro es: “¿qué podemos aprender de las sociedades tradicionales?” y la verdad es que amplía la visión que podamos tener de muchísimos de los problemas actuales.
En la actualidad los problemas de tenencia de la tierra y la explotación de los recursos naturales disponibles en ella es uno de los temas a tratar. En el libro “El mundo hasta ayer” se discute empezando al analizar los conceptos de amigo, enemigo, desconocido y comerciante para posteriormente definir fronteras y territorios excluyentes y detallar los esquemas de la economía de mercado tanto en nuestra particular forma de vida como en las de las sociedades tradicionales. Hoy en México se dice que hay regiones en guerra, en la segunda parte comenta los problemas de la paz y de la guerra analizando la problemática desde las posibles causas de los conflictos armados hasta la solución a través de las diferentes justicias. Entre otros aspectos menciona las diversas formas de tratar a los jóvenes y a los ancianos para concluir con las instituciones. Para abordar a las instituciones, toca un delicado tema: la religión y otro muy importante la salud.
Recomiendo la lectura de este libro para aquellos que consideren que las soluciones a los problemas que tenemos tienen que ser profundas y de raíz al mismo tiempo que paulatinas y con la suficiente información para que todos estemos informados de los cambios y apoyemos a conseguirlos.
Los “mayores” veremos en el libro confirmación de muchas ideas que hemos aprendido al mismo tiempo que encontraremos soluciones inimaginables para la forma en que hemos sido entrenados. Los jóvenes encontrarán ideas dignas de ser exploradas para conseguir que el México "conflictuado" que tenemos sea el México hasta ayer.

Este artículo fue publicado el día 7 de Enero en el periódico la Unión de Morelos