miércoles, 6 de julio de 2011

Transparencia y desarrollo económico


En mi opinión, la implementación de sistemas informáticos cuyo objetivo sea la Transparencia y Rendición de Cuentas puede impulsar el desarrollo económico y tecnológico de una región y la eficiencia del gobierno. Esta frase puede parecer contradictoria, la mayoría de las entidades gubernamentales consideran la implementación de sistemas de transparencia como un gasto que duplica su trabajo. Seguramente esta última visión no es compartida por el Instituto Morelense de Información Pública y Estadística (IMIPE), organismo autónomo, que vela por facilitar el acceso a la información pública, fomentar la cultura de transparencia y rendición de cuentas y por socializar el conocimiento relacionado con los derechos a la información. Actualmente, existen opciones tecnológicas para implementar sistemas de transparencia sin que se requiera más trabajo y mayor inversión, es más puede implicar cero trabajo adicional y un costo simbólico. Para lograr esto debemos usar los sistemas de información computarizados y distribuidos de forma que si alguna persona requiere información, con tan sólo hacer la pregunta correspondiente a la base de datos (query) obtenga su respuesta.
En particular, estoy pensando en un tipo especial de software aunado a una metodología de trabajo. Surgen las preguntas, ¿qué tipo de software debemos tener? ¿qué metodología? Las respuestas son software libre y metodología orientada a resultados. La metodología orientada a resultados será discutida en otra ocasión, ahora abordaré ¿Por qué software libre? Porque este software nos permite saber qué se hizo y cómo se hizo. Es decir, al desarrollar sistemas informáticos con software libre no solamente la información es transparente, sino la forma de capturarla, procesarla y difundirla también lo será. Por ejemplo: si un contador incluye una factura en el sistema contable la verdadera transparencia implicaría saber con qué algoritmo se subieron los montos, si se borraron rubros, qué partidas se afectaron, cuáles fueron los criterios para tomar las acciones, etc, algo similar ocurrirá con los sueldos y bonos. Eso es transparencia, y les aseguro que para el contador, esto no debe representar ningún trabajo extra, pues él o ella simplemente introduce la información a la base de datos que debe estar bien definida y con los índices adecuados para poder responder a las preguntas de cualquier ciudadano. Claramente, la información reservada también tendría cabida en este sistema; pero quedaría claro quién es el responsable de poner en reserva determinada información y bajo qué criterios.
Sabemos que la principal objeción de los organismos de gobierno ante las solicitudes de información es la necesidad de hacer los informes específicos, y tienen razón es trabajo doble en la actuales condiciones; pero esta actividad debe hacerla un sistema informático bien diseñado, con bases de datos dinámicas y bien relacionadas, con índices preestablecidos que podrían generar automáticamente los reportes. La real transparencia implica, como ha dicho Karla Cedano, quitarse las máscaras y dejar ver todo el proceso: desde la captura, clasificación y difusión de la información si se mantienen los códigos de los sistemas abiertos.
El software libre garantiza la libertad de uso, estudio, modificación, distribución de copias, mejorarlo y difundir estas mejoras. Aunque parezca contradictorio, el uso del software libre está, cada día, capturando más mercado y produciendo infinidad de negocios. Para muestra mencionamos a Android de google; solamente diré que cada vez más teléfonos inteligentes y tabletas usan este sistema operativo que se ostenta como software libre. ¡Qué mejor ejemplo que google para mostrar a una empresa que obtiene beneficios del desarrollo de software libre!



En Morelos hay varias empresas exitosas de tecnología de información y comunicación (TIC) que venden sus servicios bajo el esquema de software libre.
Por otro lado, en muchos países desarrollados, el gobierno es uno de los principales demandantes del desarrollo tecnológico y por ende impulsor del desarrollo económico en esquemas de innovación, es decir empresas de alto valor agregado, generador de empleos de calidad, etc.
Con estos antecedentes, la propuesta parece obvia: Dado que el IMIPE es un organismo autónomo puede generar una demanda para la generación de sistemas informáticos basados en software libre que ayuden a transparentar la información. El gobierno estatal podría apoyar esta demanda al menos desde dos programas: Fondos mixtos CONACyT y Prosoft, las empresas TIC podrían responder a este llamado apoyadas por las universidades públicas y privadas (UAEM, UNAM, UPMor, UTEZ, Tec. Zacatepec, Tec. Cuautla, ITESM, U. Sol, U. LaSalle, Uninter, UVM, UVC, etc.). de esta manera se generaría un verdadero consorcio entre todos los sectores sociales y los ganadores seríamos todos: sociedad informada, menor posibilidad de corrupción, mejores empresas, mejores salarios, desarrollo tecnológico, etc.
Entonces, ¿cuál es la ventaja del software libre en la transparencia? En mi opinión es clara, podemos conocer desde el algoritmo con el que se despliega la información hasta los datos mismos, e incluso la ciudadanía puede participar en el diseño y las mejoras de software. ¡No perdamos la oportunidad!
Una versión resumida de este artículo fue publicada el día 6 de Julio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu comentario se publicará a la brevedad posible.