martes, 31 de mayo de 2011

Negocios solares

Escucha este texto
El uso de fuentes renovables de energía no sólo es una buena idea, sino una necesidad para propiciar un desarrollo sustentable y que debemos utilizar ampliamente en las próximas décadas. El fin de la extracción de petróleo en forma barata es un hecho y aunque existen otras alternativas tecnológicas para extraer hidrocarburos, la mirada a futuro está en las fuentes renovables de energía.
Sabemos que la humanidad ha utilizado las fuentes renovables de energía desde la antigüedad: Arquímedes incendió la flota romana con energía solar al usar espejos y enfocar los rayos solares a las velas; al menos, desde 1650 se construyen estufas solares; los molinos de viento holandeses son medievales; desde hace siglos se usan aerobombas en algunas regiones de México, desde siempre se ha secado la ropa con energía solar, y por supuesto existen muchas otras formas de uso de las fuentes renovables de energía que sería tedioso mencionar aquí. Seguramente se peguntarán: ¿por qué no se continuaron desarrollando las tecnologías en fuentes renovables de energía y se extendió su uso? ¿qué fue lo que causó si olvido? Es más ahora nos preguntamos: ¿la energía solar es ya una alternativa viable en las condiciones actuales? O en términos más cotidianos: ¿me conviene tener calentadores solares o poner celdas fotovoltaicas en mi casa?
Las respuestas involucran muchos aspectos como: la variabilidad de la irradiancia solar, el consumo energético, el espacio para colocar estos dispositivos, su orientación, etc.
Referente a la primera pregunta: el uso masivo de los combustibles fósiles se debe a su alta densidad energética y con ello, a principios del siglo XX, se convirtieron en la principal fuente de energía. Esta alta densidad energética y disponibilidad es lo que promovió el uso de los combustibles fósiles y por tanto desfavoreció el uso de las fuentes renovables de energía. La actitud depredadora de la sociedad promovió el uso acelerado de los combustibles fósiles para extraer la mayor cantidad de energía en el menor tiempo posible. La desventaja de las fuentes renovables de energía son evidentes en este último punto.
Al regresar a nuestro entorno inmediato, sabemos que usar un calentador de gas o eléctrico es quemar nuestro dinero para calentar. El costo de un calentador solar equivale a lo que nos representaría el ahorro del gas en tres años. El costo de un sistema fotovoltaico para producir electricidad equivaldría al ahorro de diez años. El primero es una opción real; pero solamente para aquellos que tienen satisfechas sus necesidades primarias en el mediano plazo y que se preocupan por usar agua caliente. Mientras que la adquisición de un sistema fotovoltaico implica una inversión que requiere algunos incentivos financieros.
Por otro lado, las tecnologías asociadas a fuentes renovables de energía se englobaban en, lo que en la década de los 70's se llamaba, tecnología apropiada. Esta propuesta inocente proponía el desarrollo de tecnologías para que todos pudiéramos hacer los dispositivos que requeríamos. Así, se proponía el uso de estufas solares para el ámbito rural, argumentando que con ello se eliminaría el uso de la leña y por ende la tala de bosques. Las estufas solares tiene serias desventajas: no funcionan cuando hay nubes, ni en días lluviosos, el tiempo de cocción es largo comparado con las cocinas tradicionales, requieren de trabajo de orientación continuo, y se tiene que cocinar bajo el rayo del sol, etc. Esto es sólo un ejemplo de los inconvenientes asociadas a las tecnologías apropiadas que no las hacen ser una opción para el día a día.
En mi opinión, se requiere amalgamar la alta tecnología con el uso de las fuentes renovables de energía. Por ejemplo en el caso de las estufas solares se requiere un dispositivo que elimine las desventajas anteriores y que sea automático para que introduzcamos los alimentos en la mañana y regresemos a la hora de la comida a servirla. Con estas ideas nacieron los cocedores solares.Ésta parece una buena idea; pero no ha llegado al mercado hacen falta inversionistas y diseñadores industriales que retomen este proyecto.
Como este ejemplo existen muchas otros donde la parte técnica ha sido resuelta, pero no se ha podido llevar con éxito a la gente, al mercado. Se puede decir que se tiene una buena tecnología, pero un fracaso en innovación tecnológica. Se entiende por innovación llevar con éxito al mercado una idea. Los científicos y tecnólogos tienen ideas y requieren asociarse con la gente especialista en llevar al mercado productos. Las fuentes renovables de energía son un nicho de mercado en expansión con un horizonte de mercado en el mediano y largo plazo, son un ejemplo claro de la oportunidad de hacer negocios encaminados al desarrollo económico sustentable.
Tenemos que aprender a trabajar en equipo para generar negocios de y para la sociedad.

Una primera versión de este texto fue publicada el día 3 de noviembre de 2010

1 comentario:

  1. Hola, excelentes consejos, nosotros estamos a favor de cuidar el entorno donde nos desarrollamos, por lo que ayudamos a financiar un proyecto para desarrollar un congelador compacto ecológico de tecnología termoacústica para generar frío que funciona con ondas sonoras. http://on.fb.me/gneZSs

    ResponderEliminar

Tu comentario se publicará a la brevedad posible.