miércoles, 23 de noviembre de 2011

Nuestros recursos científicos

Escucha este texto

Ya muchos conocen que en Morelos hay más de 800 científicos que son profesionales de la ciencia en el contexto internacional, la mayoría radicados en Cuernavaca o la zona Conurbada. Hay más de 30 instituciones que realizan actividades de investigación y desarrollo. Morelos cuenta con una Academia de Ciencias, cuyos requisitos son iguales o más estrictos que la Academia Mexicana de Ciencas, es la sede de la Coordinación Regional 5 de la Academia de Ingeniería (Guerrero, Hidalgo, Morelos, Puebla y Tlaxcala). Los científicos que laboran en Morelos producen más de 800 artículos por año con lo que colocan a Morelos en la media de la producción científica per cápita de los países de la OCDE. Para fundamentar los dichos anteriores tenemos la siguiente información: para el año 2010:
Artículos de investigación con dirección MEXICO (2010): 11,705.
Artículos de investigación con dirección MEXICO y MORELOS (2010) 805.
Por otro lado, de acuerdo con el INEGI los datos de habitantes en México (2010): 112,336,538 y en Morelos (2010) 1,777,227.
También el INEGI no da como datos del PIB en el 2010 (pesos del 2003) Mexico 7,977,299,703,000 y para Morelos 96,909,827,000.
Si bien estos son los datos crudos. En colaboración con Karla Cedano y Manuel Martínez Fernández hemos considerado que la presentación de estos datos puede ser más informativa al calcular algunos cocientes como por ejemplo:
Artículos por Millón de habitantes. Artículos / millón de habitantes México = 99
Artículos / millón de habitantes Morelos = 453.
Con respecto al PIB en el 2010 (pesos 2003)
Artículos / billón de pesos PIB Mexico = 1467 y
Artículos / billón de pesos del PIB Morelos = 8299.
Estos indicadores nos dicen que los datos tanto totales como porcentuales han crecido (ver Ciencia Morelense), pero han perdido importancia en el ámbito nacional, es decir estos cocientes eran mayores en años anteriores. Eso habla bien de otros estados, pero no de Morelos.
Por otro lado, el presupuesto para ciencia y tecnología del Estado de Morelos no alcanza el 1% del gasto y mucho menos el 1% del PIB estatal que es una de las recomendaciones de la OCDE para transitar a la economía del conocimiento, el gobierno estatal no ha cumplido cabalmente con su papel de impulsor de esta actividad. En los ámbitos de la competitividad Morelos ocupa el segundo lugar dentro de los estados en capital intelectual. En los últimos años la gestión de la Academia de Ingeniería hizo posible la creación del Centro Morelense de Innovación y Transferencia Tecnológica (CemiTT). La Academia de Ciencias de Morelos mantuvo por más cinco años un programa de capacitación para profesores de nivel medio (secundaria y bachillerato) en temas científicos, a decir la de Secretaria de Educación Estatal, este diplomado ha tenido un impacto positivo directo en la enseñanza de la ciencias en el Estado, medido en términos de aprovechamiento. Actualmente está en reorganización. También ha mantenido por más de cuatro años su programa de divulgación de la ciencia: La ciencia desde Morelos en colaboración con el periódico la Union de Morelos.
En 2006 no se habían incubado empresas de alta tecnología en Morelos, para inicios de 2009 se estaban incubando 15 empresas de alta tecnología y actualmente se han graduado todas ellas. En el periodo de 2007 a 2009 se incrementaron en un 50% las solicitudes de patentes presentadas en el Estado. La Academia de Ciencias de Morelos firma un convenio de colaboración con el Municipio de Cuernavaca, en 2009, sin embargo se interrumpe ante el cambio de gobierno. La Academia de Ingeniería organza el ciclo de conferencias con una antigüedad de más de un año “La ingeniería y la sociedad del conocimiento”.
En fin el camino se está transitando; pero hace falta mucho.
La sociedad requiere implementar estrategias para utilizar este capital humano. También todos, científicos y no científicos, requerimos trabajar para incorporar el conocimiento científico a la sociedad y sistematizar el conocimiento tradicional para incorporarlo al saber global. Estos retos junto con muchos otros deberían obligar a la clase política a consultar a las personas especialistas y a todos nosotros, los ciudadanos, a exigir a los partidos a basar sus propuestas en el conocimiento. Es más nosotros mismos debemos incorporar el conocimiento científico en nuestras decisiones diarias.
Una versión resumida de este artículo fue publicada el día 23 de Noviembre, 2011

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu comentario se publicará a la brevedad posible.