miércoles, 14 de septiembre de 2011

La UNAM en el Congreso de Morelos



Escucha este texto



Como bien adivinó Agustín López Munguía este día comentaré que el sábado 10 de Septiembre fue develado el nombre de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) en el muro de honor del recinto del Congreso del Estado de Morelos. Con una votación unánime los diputados de la LXI Legislatura aprobaron el punto de acuerdo para honrar a la UNAM con esta distinción. Este evento formó parte de la reunión de exalumnos de la UNAM que se celebró este fin de semana en Cuernavaca.
En su discurso de agradecimiento el Dr. José Narro, rector de la UNAM, insistió en que las soluciones de los problemas actuales de desigualdad social y seguridad pasan por conseguir que los mexicanos, de hecho todas las personas, tengan una mayor educación y retribución justa por su trabajo. La propuesta que actualmente es conocida como “propuesta Narro de seguridad nacional”. Fue producto de un foro de discusión sobre Seguridad y Justicia en Democracia, que se celebró del 6 al 10 de junio del presente año, en el cual se dio la participación de 88 especialistas en dieciocho mesas redondas, en las que se discutieron ampliamente los temas. Los participantes fueron expertos nacionales e internacionales. Este foro fue organizado en colaboración con Instituto Iberoamericano de Derecho Constitucional. El resultado se plasmó en el documento “Elementos para la Construcción de una Política de Estado para la Seguridad y la Justicia en Democracia” que fue presentado por el Dr. Narro a la sociedad mexicana el día 8 de agosto pasado (leer el documento).
Después de leer la propuesta estoy convencido que es un muy buen comienzo, en ella hay datos de la problemática nacional y con ellos se podría diseñar indicadores que nos guíen para evaluar las acciones a seguir de estas políticas. El documento tiene 30 propuestas inmediatas como por ejemplo:
Generar los consensos políticos y sociales necesarios para dar un giro inmediato en las estrategias de seguridad, centrándolas en la prevención del delito, el abatimiento de la impunidad, la reducción del número de muertes y de lesionados, la preservación de la integridad de las personas y a la defensa de sus derechos humanos. Concentrar lo anterior en un buen diagnóstico, transparente, participativo e incluyente que defina el problema que se enfrenta; que defina la ruta y establezca los mecanismos de evaluación periódica.
Rediseñar las políticas de empleo para enfatizar la importancia del nexo escuela-trabajo y de la formación y actualización profesional que propicien la efectiva inserción laboral de los jóvenes sin precarizar sus condiciones de trabajo y vida. La integración de ciudadanos al Consejo Nacional de Seguridad Pública y la Auditoría Civil de las Policías.
Diseñar un plan para el regreso de las fuerzas armadas a las funciones que le son naturales tan pronto como sea posible.
Medir en forma objetiva y publicar la efectividad de las acciones del Estado orientadas a erradicar las actividades de lavado de dinero.
Dejar de ver a la prisión como la medida más adecuada para la solución del conflicto social generado por los delitos violentos, dimensionándola como un último recurso únicamente para los delitos violentos y sólo con fines de protección social, readaptación y reinserción.

Por supuesto que considero que las líneas generales de la propuesta pueden ser retomadas a nivel estatal, sin embargo necesitamos tener a la mano datos similares a los que hay a nivel nacional para poder definir los indicadores que nos sirvan de parámetros de evaluación, sin ellos no sobremos el avance en estas acciones. Para esto, la transparencia del sistema judicial estatal es un requisito indispensable. Como ya he dicho en esta bitácora el compartir información es primordial en una sociedad más justa y equitativa.
Ésta es una de las actividades que ha hecho la UNAM en el entorno nacional, pero todos los días los morelenses que trabajamos en las instalaciones del Campus de la UNAM realizamos actividades de investigación, docencia y difusión de la cultura. Ya se ha mencionado varias veces en esta bitácora algunos aspectos de estas actividades principalmente científicas y tecnológicas. En esta ocasión quiero mencionar el trabajo en el ámbito de las ciencias sociales realizado por el grupo que coordina la Dra. Lourdes Arizpe del Centro Regional de Investigaciones Multidisciplinarias de la UNAM. Este trabajo se refiere al rescate de lo intangible, que puede tener beneficios totalmente tangibles. En un estudio detallado se rescata el Patrimonio Cultural Cívico. Este trabajo pone al mismo nivel las actividades cívicas tradicionales y las construcciones que han sido nombradas patrimonio de la humanidad. Estas actividades cívicas son las respuestas de nuestra sociedad a lo largo del tiempo de eventos que marcaron la imaginaria social. Este patrimonio debe ser fomentado, preservado y, por qué no, utilizado para promover la visita a todas las poblaciones que con gran esfuerzo y dedicación la han preservado y con ello aumentar los ingresos de las poblaciones para propiciar un desarrollo sustentable. Una pregunta para mis colegas, ¿Qué hay del patrimonio del conocimiento tradicional y científico tecnológico de Morelos? Creo también debemos poner atención en este aspecto.
Termino esta nota mencionando que al igual que la LXI Legislatura del Estado de Morelos reconoce a la UNAM, también la Legislatura Federal coeditó la serie Conocer para Decidir, uno de cuyos libros es al que me refiero: “El patrimonio cultural cívico” donde se detallan ejemplos de actividades de la sociedad civil en el marco de una República democrática. Estos son ejemplos de que las investigaciones científicas en todas las ramas del conocimiento pueden tener un impacto concreto en nuestra sociedad y de que puede haber una colaboración entre los políticos y los académicos.
Una versión resumida de este texto se publicó el día 13 de Septiembre.

4 comentarios:

  1. ¿Qué es una actividad cívica tradicional? ¿ Salir a dar el grito sería un ejemplo?

    ResponderEliminar
  2. Por citar tres ejemplos: "Obra de teatro sobre el cura Mariano Matamoros" que se representa cada año en Jantetelco, Morelos; "El simulacro de guerra entre apaches y españoles" cada año en Quebrantadero, Morelos; "Simulacro para conmemorar el 10 de abril" Ixtlico el Grande, Morelos. Para más detalles ver el Libro "El patrimonio cultural cívico" L. Arizpe, ed. Miguel Angel Porrúa (2011).

    ResponderEliminar
  3. Viví dos años en Morelos y jamás escuche de esas representaciones. No es que yo fuera una persona que saliera mucho, pero aún así creo que me encontraba cerca de personas con un gusto muy marcado por las actividades culturales. Y aún así nunca escuche de ello. ¿Me pregunto cuantas personas en Morelos conocen estas actividades?

    ResponderEliminar
  4. En la Internet existe información, por ejemplo consulta:
    http://www.youtube.com/watch?v=QpG5juOgB4o

    ResponderEliminar

Tu comentario se publicará a la brevedad posible.