miércoles, 10 de abril de 2013

Construir nuestro futuro energético

Escucha este texto

Primeramente debo partir de hechos que no voy a argumentar y solo enunciaré, enfrentamos un cambio climático antropogénico, vivimos en una sociedad donde una gran parte de la población vive en pobreza extrema, estamos agotando los recursos naturales, el desarrollo económico ha sido para unos cuantos. En estas condiciones ¿es posible tener desarrollo económico sustentable fundamentado en el uso responsable de los recursos energéticos dentro de una economía basada en el consumo?
En mi opinión, tal y como conocemos esta economía no es posible; necesitamos modificar nuestros hábitos de consumo, quizás un camino sería hacia la adquisición de intangibles relacionados con las artes, las ciencias, el conocimiento: la cultura en general. Solamente de esta forma podremos seguir consumiendo infinitamente sin comprometer los recursos naturales finitos con los que contamos. Esta sencilla premisa puede ayudar a conseguir un desarrollo sustentable. Recordemos que entendemos desarrollo sustentable como aquel que respeta el ambiente, promueve la equidad con las generaciones actuales y futuras.
La actual economía de consumo asume que estamos en un sistema abierto con recursos ilimitados y utiliza los recursos naturales en la forma más rápida posible para maximizar ganancias monetarias. Realmente el único recurso que puede ser considerado como ilimitado es la energía, ya que la energía solar si puede ser estimada como infinita en la escala planetaria. De hecho, la actual economía de consumo tomó la energía de los combustibles fósiles como infinita; pero lo más grave no es esta consideración, sino el hecho de que al utilizar los hidrocarburos y liberar el carbono a la atmósfera a una tasa inequiparable en la historia está modificando las condiciones climáticas y con ello cambia el entorno en el que nos desarrollamos los seres vivos en este planeta. Las consecuencias de este acto puede dificultar la sobrevivencia de muchas especies incluyendo a los humanos.
Ante esta problemática, la comunidad científica mexicana, ya ha propuesto tomar acciones y ha establecido la Agenda Ciudadana de Ciencia, Tecnología e Innovación los tópicos de cambio climático, energía y educación, entre otros, como elementos indispensables para acoplar el desarrollo tecnológico flexible que responda a las necesidades locales y globales y propicie el desarrollo económico sustentable. De esta manera, en particular los aspectos relacionados con la energía deberían tener como objetivos la promoción de las fuentes renovables de energía, propiciar el uso racional de la energía, desarrollar sistemas energéticos renovables óptimos e integrar, mediante la educación, la divulgación y la innovación, a las llamadas energías renovables con la sociedad.
Repito, claramente, los actuales costos de energía no involucran los criterios de sustentabilidad, es más el costo asociado a la captura y almacenamiento del carbono liberado al usar los hidrocarburos como energéticos puede sobrepasar los costos de extracción y distribución de los mismos hidrocarburos propiciando una carga económica para las generaciones futuras que no podrán disfrutar de este recurso.
En resumen las fuentes renovables de energía son la única vía limpia para suministrar energía que posibilita el desarrollo sustentable. A continuación enlisto acciones concretas, que ya han sido recomendadas por Manuel Martínez Fernández para conseguir un futuro energético sustentable: impulsar el uso y construcción sólo de los equipos más eficientes y hacerlos funcionar sólo con energía de fuentes renovables; instalar sólo redes eléctricas inteligentes que permitan compartir las fuentes renovables de energía que existen en diferentes regiones; erradicar la pobreza energética al lograr el abastecimiento universal de energía con fuentes renovables; invertir lo necesario en fuentes renovables y productos y edificios eficientes; producir alimentos de manera eficiente y sustentable, reducir la cantidad de desechos y que la gente con alta ingesta de proteínas consuma menos carne; reducir el contenido de materiales en los bienes y reutilizarlos y reciclarlos; proveer incentivos para alcanzar un mayor uso del transporte público y reducir las distancias que viajan las personas y los bienes, así como impulsar su electrificación y la producción de hidrógeno y de biocombustibles; promover el desarrollo de la tecnología nacional (local) a partir de planes conjuntos, tanto bilaterales como multilaterales; desarrollar e implantar normas obligatorias para el uso de fuentes renovables de energía en apoyo del desarrollo sustentable; e impulsar acuerdos obligatorios a nivel mundial en Cambio Climático y en temas energéticos para impulsar la eficiencia energética y el uso de fuentes renovables de energía.
Existe un futuro en el marco del desarrollo sustentable que requiere de energía limpia.
Claramente su construcción depende de las acciones que emprendamos hoy, su viabilidad es nuestro compromiso actual.
En mi opinión el impulso decidido de las fuentes renovables de energía es el único camino.
Este artículo fue publicado el día 10 de abril

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu comentario se publicará a la brevedad posible.